miércoles, 19 de noviembre de 2008

TRAS OTRA PUERTA

Encontraré un jardín y mariposas. Los cuentos que algún día escribí. Fotos y papeles arrugados. Cenas compartidas con amigos. Alguna tarde de fútbol en Balvanera.
Mamaderas. Tortas con velitas. Canciones que inventé para arrullarte. Besos y caricias.
Milanesas. Juegos a la mancha y escondidas. Risas, ladridos y rezongos.
Primero una niña. Con el tiempo, una madre. Galletitas con dulce en la merienda.
Un guardapolvo blanco de acrocel y otro almidonado.
Escapadas al cine de sábados a la tarde. Días de circo. Tu sonrisa.
Balbuceos, pañales. Mi paciencia y ganas de entenderte.
Tus manitos, tus primeros pasos.
Una plaza: hamacas, tobogán y bicicleta.
Una familia. Tu guitarra y tu primera novia.
Quiero abrir esa puerta y no puedo, el tiempo desde adentro la cerró con llave.
Por suerte quedó una hendija por la que puedo espiar de vez en cuando.

No hay comentarios: