domingo, 13 de julio de 2008

Nuevo emprendimiento (Condicional Simple)

Yo diría que fue una charla productiva. De ahí surgirían nuevas tendencias para el crecimiento y desarrollo de nuestra empresa. De todas formas, estaría alerta. Estaría expectante porque no siempre las cosas se dan como se proyectan, a pesar del optimismo.
Consideraría que con una mínima inversión el emprendimiento tendría mucha factibilidad. Para comenzar no sería necesario ubicarnos estratégicamente en la zona de Recoleta. Cumplirían adecuadamente el objetivo las zonas de Almagro o Boedo, ya que son más económicas y con muy buena comunicación hacia todos lados.
Pensaría también en la campaña publicitaria (nada demasiado ostentoso), sólo sería lo necesario para que los que ya conocen nuestro nombre, sigan apoyando este crecimiento.
Tampoco me olvidaría del brindis inaugural, algo sencillo con lo que agasajaríamos a nuestros invitados, algunos, potenciales clientes.
No obstante, esperaría un poco para tomar las decisiones finales. Por supuesto pensaría muy bien antes de darle el toque definitivo, que iríamos viendo en conjunto y podríamos incluir en el Anexo aparte.
Una vez analizado todo, pondría sobre la mesa y por escrito las pautas para beneficiarnos con este espléndido proyecto.
Si estuviéramos de acuerdo, no habría mucho más que tratar y sólo nos restaría poner manos a la obra para comenzar con los preparativos.
Después de ello, nos saludaríamos estrechamente y así dejaríamos sellado este compromiso.

Anexo
I: mi cepillo de dientes no lo compartiría. Podrías traer el tuyo.
II: el lado derecho de la cama, seguiría siendo mío. Sólo te lo podría prestar un rato (por alguna vuelta en algún momento de cualquier amanecer).
III: cocinaría, limpiaría, lavaría, plancharía (todo para dos) sí y sólo sí tuviera muchísimas ganas de hacerlo.
IV: mi perra seguiría siendo mi perra aunque te mueva la cola. Vos la pasearías.
V: muy a mi pesar aceptaría el fútbol por TV pero NUNCA por RADIO.
VI: JAMAS una carrera de fórmula uno. Ni por TV ni por RADIO.
VII: te pelearía un poquito de vez en cuando, sólo para escucharte decir “ guerrera sagitariana”.
VIII: te amaría y me dejaría amar sin vueltas, aún CON DOLOR DE CABEZAS.
IX: no te usaría el auto porque JAMÁS aprendería a manejar.
X­: ………………………………………………
Para finalizar, sobre la mesa también dejaría una lapicera, con la que dibujarías esas hermosas mariposas volando y además podrías anotar la fecha del inicio del proyecto. Te sugeriría que fuera dentro del mes entrante. Estaría perfecto el próximo fin de semana. Considerando que hoy es miércoles, me parecería más que indicado.
Firmalo al pie. Si querés podés agregar una pauta más en el casillero punteado, que yo con gozo NO aceptaré.

No hay comentarios: